Receta: Muffins de chocolate crunch

Creo que cada semana me gusta más esto de escribir en el blog, quizás es porque ahora estoy sin visitas en casa y tengo más tiempo, 2013 fue un año lleno de visitas, amigos y familiares que venían a vernos y como me encanta turistear por Madrid cada vez que venía alguien me iba a enseñarles la ciudad.

Me he dado cuenta de que la inspiración llega justo cuando estas amasando, batiendo o dando los cursos, son esos momentos los que hay que aprovechar para tomar notas y luego escribir, pero claro, a veces no se puede. Ya me ha pasado que me concentro tanto en lo que hago, que cuando me doy cuenta he entregado una tarta sin haberle tomado una foto. Pero ahora que estoy empezando a dedicarle más a esto, intento que no me sigan ocurriendo estos errores.

En el post de hoy quería contarles la receta de unos muffins de chocolate crunch que hice para mi hijo. Son deliciosos, muy esponjosos y lo mejor de todo, llevan tropezones de chocolate crujiente!

Ingredientes

60gr. mantequilla derretida.
1 huevo.
1 yogur griego azucarado.
20gr. de leche.
125gr. de harina de repostería que ya trae la levadura (debemos tamizarla).
60gr. de cacao valor en polvo
160gr. de azúcar.
200gr. del chocolate crujiente que desees (lo partimos en tropezones pequeños).

Preparación

Como era tan poca cantidad lo hice con varilla manual, como hemos hecho anteriormente lo primero será mezclar todos los líquidos y agregarle el azúcar. De manera envolvente y suave agregamos la harina y el chocolate en polvo. Cuando esté mezclado todo, agregamos 150gr. de los tropezones de chocolate.

Precalentamos el horno a 190º. Dividimos la masa en 6 capacillos para muffins, a cada uno le colocaremos trozos de crunch arriba para que le de un toque especial además de que quedará suave y con el arroz tostado.

A mi me gusta usar papel de horno en forma de cono dentro de los moldes para que no se pierda nada de la mezcla cuando suba en el horno.

Horneamos por 40 minutos porque al ser más altos los muffins, necesitaran más tiempo en el horno. Y listo!

Están buenísimos. ¿Te apuntas?

Deja un comentario